Brindar a los conductores de vehículos oficiales una formación integral, orientada no solo al conocimiento de las normas de tránsito y prevención de accidentes, sino a la promoción de comportamientos que impliquen respeto a normas viales y a la concientización de una conducción responsable.